19 · Diciembre · 2014

Taller de autitos solares con alumnos de colegio de San Joaquín termina con entretenida carrera

Alumnos de la carrera de Ingeniería Civil Mecánica de la Universidad Técnica Federico Santa María llevaron a cabo un taller escolar de autitos solares para niños de sexto básico del Colegio Haydn, ubicado en la comuna de San Joaquín. El taller finalizó con una carrera entre los autos que realizaron los niños y niñas  de la escuela.

Para el académico del Departamento de Ingeniería Mecánica y asesor de este grupo, Mauricio Osses , “los chicos pudieron realizar esta actividad gracias a un fondo que ganaron en Relaciones estudiantiles, siempre quisieron participar en el tema de los transportes sustentables, yo les hablé de la actividad de autitos solares, y ellos pensaban que era necesario acercarse a las personas de la comunidad, de esta forma nace  la idea de realizar el taller”.

Según Osses  la importancia de esta actividad radica en dos aristas, “primero hay que destacar que se fortalece la vinculación con el medio, con la comuna que nos aloja como universidad, y segundo,  es que estamos enseñando a chicos desde una muy corta edad acerca de la importancia de las energías renovables”, comentó.

Pablo Huerta, alumno de la universidad que realizó el taller escolar,  nos cuenta que “lo que hicieron los niños del colegio fue llevar a cabo la idea del auto, recolectar los materiales, los pintaban, y a medida que iban teniendo ideas nos contaban y nosotros los ayudábamos a construir”.

Por su parte, Enrique Cubillos, encargado de comunicaciones del Taller, comentó que esperan poder expandir esta actividad a más instituciones de la comuna, “lo hicimos con el colegio Haydn porque buscamos uno que se encuentre en la misma comuna de la universidad para hacer inclusiones de los colegios, la idea es que después de este proyecto, se incluyan a otros más de la zona y así poder transmitir a mayor escala el mensaje del transporte sustentable de la USM”. 

Edsón Lopez, profesor de ciencias naturales del Colegio Haydn,  valoró la iniciativa y la recepción de los escolares, “para los niños lo encuentro muy entretenido y novedoso, que tengan la posibilidad de ver que gracias a la energía solar pueden mover cosas y que ellos se motiven a realizarlo me parece excelente”, comentó.

Daniel Flores, alumno de sexto básico del colegio,  apreció mucha la enseñanza que recibieron pensando en el futuro profesional, “me gustó mucho la experiencia porque hemos  aprendido sobre la energía solar  y esto nos sirve para poder pensar en una carrera para el futuro”. Por su parte, su compañera y creadora del autito solar nombrado “gatumóbil”, Tiare Pavéz, comentó que  “para mí este taller fue muy divertido, me gustó porque pudimos ocupar objetos reciclables y al mismo tiempo entretenernos. Me encantaría poder seguir haciendo este tipo de actividades con la universidad”, concluyó.